Irrigadores Dentales: Información, Precios, Opiniones, Consejos y Análisis Detallado

Actualizado el 22/04/2017

Desde que éramos niños se nos decía todo el tiempo que debíamos lavarnos los dientes. Aunque ahora, de adultos, ya no hace falta que nos lo recuerden continuamente, pero bien es cierto que la higiene bucal juega un papel fundamental en nuestra salud.

A día de hoy existen estudios que afirman que un porcentaje bastante alto de las enfermedades del organismo se originan en la boca (encías sangrantes, úlceras, sequedad…). En el fondo sabemos que no nos preocupamos todo lo que deberíamos por nuestro cuerpo ni tampoco por nuestra salud bucal, y es por esta razón por la que en este artículo te enseñaremos uno de los métodos más eficaces a fin de prevenir enfermedades y mantener tu boca sana y en perfectas condiciones: el irrigador bucal.

En este post, profundizaremos en las principales características de los irrigadores dentales, su importancia, sus beneficios así como una gran cantidad de información que te ayudará a saber de primera mano cuál comprar en función de tus necesidades.

¡Comenzamos!


¿Qué es y para qué sirve un irrigador dental?

Qué-es-y-para-qué-sirve-un-irrigador-dental

Infecciones bucales, mal aliento…ambas son huellas prácticamente imborrables de nuestra imagen. Porque a pesar de lo que digan, la primera impresión cuenta, y mucho, y es por esta razón por la que el cuidado de tu boca y tu aspecto en general son cuestiones fundamentales que deberían formar parte de tu rutina de higiene diaria.

Así pues, un cepillo irrigador no es más que un aparato que aplica un chorro pulsátil de agua a presión, siendo por esta razón una de las mejores formas de mantener sana y totalmente limpia una de las partes más importantes de tu cuerpo.

Los irrigadores bucales disponen de un depósito de agua que, dependiendo de lo que prefieras, también podrás rellenar con colutorio, y una boquilla o cánula que es lo que introduciremos dentro de la boca y mediante la que saldrá el chorro de agua que posteriormente enfocaremos hacia las diferentes zonas sobre las que queramos limpiar (lengua, encías, boca…)

En definitiva, son aparatos eléctricos que nos permiten regular la intensidad y la presión con la que sale el chorro, todo con el objetivo de que cada usuario pueda adaptar el dispositivo buco dental a sus necesidades.

Cepillarse los dientes después de cada comida o, en su defecto, dos veces al día, debería ser visto como una obligación más que como una recomendación. Hoy en día, ya tienes la posibilidad de poder conseguirlo de forma fácil, completa y 100% segura. Un producto altamente recomendado para cerrar el círculo de higiene después de tu lavado de dientes habitual.


Beneficios del irrigador dental

beneficios-del-irrigador-dental

Actualmente, su popularidad ya se extiende a una gran cantidad de países y son muchas las personas, incluidas famosas, las que lo utilizan a diario. Uno de los que más repercursión está teniendo últimamente es el Irrigador Dental Waterpik.

No obstante, también hay que decir que el Irrigador Dental Oral B le sigue muy de cerca, tanto por sus modelos como por su eficacia. Por así decirlo, es como si tuvieras tu propio dentista en casa. Algo que se encarga de tu higiene bucal diaria y que mantendrá tu boca en perfectas condiciones.

A continuación, te presentamos algunas de las principales ventajas y beneficios de comprar este producto:

1. Prevención de inflamaciones

Cabe la posibilidad de que tengas en casa uno de los mejores cepillos de dientes del mercado y que, además, acudas periódicamente al dentista y que te pases el hilo dental cada vez que te los lavas pero, estarás conmigo en que, los problemas, no desaparecen, sino que se reducen, puesto que al cabo de un tiempo volverás al punto de partida y tendrás que volver a pedir cita.

Gracias a un irrigador oral, los problemas bucales más profundos desaparecerán prácticamente por completo: eliminarás bacterias de entre los dientes, mejorarás el estado de tus encías y podrás limpiar los lugares que normalmente son más difíciles de acceder.

Un irrigador oral soluciona los problemas bucales más profundos, elimina bacterias y mejora el estado de las encías.

¡Twitéalo!

2. Reducción de la placa bacteriana

Una de sus principales ventajas y finalidades para la cual está indicado el irrigador de agua es para reducir notablemente la placa bacteriana, además también quita el sarro, lo que implica eliminar caries, así como otro tipo de dolencias. Ahora sí que serás capaz de eliminar por completo todas las bacterias de tu boca de forma apropiada y poder llegar allí a donde con el cepillado normal difícilmente se consigue alcanzar.


3. Prevención de caries

El anterior punto nos lleva a este, y es que mediante la eliminación de la placa bacteriana junto con el hecho de tener una boca más limpia, conseguiremos prevenir la formación de caries que en última instancia vienen originadas a causa de los restos de comida.


4. Reducción del sangrado de las encías

Si continuamente notas molestias o sensibilidad en las encías y al lavarte los dientes ves que te sangran un poco, es posible que tengas un ligero inicio de periodontitis, pero no te preocupes, porque el masaje que producen los irrigadores dentales te ayudará increíblemente a reducir tanto la sensibilidad como el sangrado de las mismas.


5. Boca y aliento más fresco

La técnica de la ducha dental llega hasta las partes más profundas de la boca, por lo que tanto tu aliento como esta última se mantendrán frescos durante todo el día. Piénsalo, no queda demasiado bien ir a trabajar, quedar con tus amigos o incluso estar en una entrevista de trabajo y que el aliento destaque más que tu currículum. Ahora, con este sencillo producto, podrás contrarrestarlo..


6. Blanqueamiento dental

¿A quién no le gustaría tener unos dientes más blancos? ¡Pues a todos! Pero, en ocasiones, o bien nos da pereza tener que ir al dentista o, simplemente, no tenemos el tiempo suficiente como para programar una cita. Así pues, simplemente haciendo uso del irrigador oral podrás lucir una sonrisa muchísimo más bonita y tener una mejor imagen.


7. Mayor cuidado general

Quien más y quien menos todos tenemos algún empaste, bandas, coronas, puentes, implantes u ortodoncia, y es por esta razón por la que una limpieza eficaz de todos estos “accesorios” que nos ponen en la boca te ayudará enormemente a mejorar el estado de la tuya. Es más, muchos dentistas lo recomiendan junto con un buen cepillado así como para personas que puedan haberse sometido a este tipo de intervenciones.


8. Apto para todo el mundo

Lo bueno de los irrigadores es que no se requieren condiciones especiales para poder tener una boca más sana y un aliento más fresco, sino que todo el mundo puede hacer uso de él, ¡incluso los más pequeños! No obstante, se recomienda especialmente el uso diario del cepillo irrigador para:

  • Personas que sufran problemas en las encías, especialmente para gingivitis o para periodontitis.
  • Personas que lleven brackets o aparato a fin de eliminar con mayor eficacia los restos de comida.
  • Personas con implantes en combinación con el uso de cepillos interproximales para una limpieza integral de la boca.

¿Es bueno usar el irrigador dental? ¿Vale la pena?

vale-la-pena-usar-el-irrigador-dental

Bien es sabido que la limpieza de la boca tiene un efecto directo sobre el color de nuestra dentadura, y utilizando uno de los irrigadores dentales que analizamos más en detalle en el resto de categorías podrás conseguir unos dientes mucho más blancos y bonitos ya que poco a poco irás eliminando las manchas del esmalte.

Sin embargo, no solamente podremos mejorar nuestra salud, sino que además también podremos mejorar nuestra imagen gracias, en parte, a la ducha dental a la que nos somete este aparato.

¿El resultado? >> Una boca mucho fresca, un aliento mejor cuidado y una reducción en la sensación de malestar general de la boca.


Características principales de los irrigadores bucales o dentales

Normalmente, a la hora de elegir tu producto, es muy posible que te encuentres con distintos modelos, y es por esta razón por la que queremos aportar nuestro granito de arena en el hecho de poder ayudarte a decidir cuál podría ser el más apropiado.

Estas son algunas de las características que identifican a los distintos irrigadores:

Características principales de los irrigadores:

Con batería o sin cable

Irrigadores de sobremesa  -fijos-

Con microburbujas

Presión del agua

Irrigador dental y cepillo eléctrico

Boquilla y filtros de aire

Depósito de agua

Garantía

Temporizador

Precios


Entonces, ¿qué irrigador dental me compro?

Hemos intentado escribir esta guía de la forma más clara y explícita posible, pero normalmente, en este tipo de aparatos, sobre todo cuando es la primera vez que escuchas hablar de él y aun no conoces demasiada información es normal que puedan surgir dudas e inseguridades. Por lo que a continuación te expondremos una serie de puntos que te ayudarán a tener más claro qué irrigador dental comprar.

Rango alto de precios (+100€) recomendado en los siguientes casos:

  • Para periodontitis y gingivitis.
  • Para brackets.
  • Para encías sangrantes.
  • En el caso de disponer suficiente espacio en el baño.
  • Para gente que le gusta invertir en su higiene personal.

Rango medio de precios (40-100€) recomendado en los siguientes casos:

  • Para las manchas en los dientes y el mal aliento.
  • Para lucir unos dientes totalmente blancos y libres de placa.
  • Para profundizar en la limpieza de los dientes en el caso de que el cepillado y el hilo dental no terminen de hacer su efecto.
  • Para viaje y personas que no paran mucho por casa.

Cómo usar el irrigador dental

Es posible que muchos piensen que este es un aparato únicamente pensado para ser utilizado por profesionales y que, por ende, el uso del irrigador es difícil y complicado. Nada más lejos de la realidad, pues los irrigadores dentales vienen con unas instrucciones claras y muy precisas con las que poder conseguir increíbles resultados.

Notarás cómo en tan solo unos pocos días de haberlo utilizado te habrás acostumbrado a él y entrará a formar parte de un componente más dentro de tu higiene diaria.

En este caso, hay gente a la que le da igual utilizar el irrigador de agua antes o después del cepillado, aunque los dentistas recomiendan utilizarlo siempre después, ya que de esta manera terminarás de redondear el trabajo realizado con el cepillo eléctrico y la seda dental y conseguirás un acabado mucho más limpio y profundo.

En total, hemos querido resumir en cinco sencillos pasos la utilización de este aparato para que puedas conseguir la mayor eficacia posible a la hora de aplicarlo.

PASOS PARA UTILIZAR CORRECTAMENTE EL IRRIGADOR

  1. Antes de usar el irrigador, lávate los dientes como de costumbre y, si puedes, pásate también el hilo dental.
  2. ​Rellena el depósito con colutorio bucal o, en su defecto, un poco de agua, todo dependerá de tus necesidades. Eso sí, en el caso de utilizar el primero, recuerda no beber ningún líquido hasta pasados los 30 minutos para dejar que haga su efecto.
  3. ​Introduce el cepillo irrigador en la boca sobre las encías habiendo colocado previamente la boquilla.
  4. ​Enciéndelo y ve pasando el chorro de agua (durante 1 o 2 minutos) por entre los dientes y a lo largo de las encías. Recuerda que puedes regular la presión y pararlo cuando te convenga.
  5. ​Una vez hayas terminado, lava bien el depósito y la boquilla y déjalo todo listo para su próxima utilización.

¡Enhorabuena!

Ahora ya conoces perfectamente qué es, para qué sirve y como funciona el irrigador dental. A continuación te dejaremos otras secciones dentro de la página que creemos también te podrían ayudar a disipar las posibles dudas así como ampliar información de cara a una futura compra.

Si tienes cualquier duda o quieres que te ayudemos con algo en concreto, no dudes en dejarlo en los comentarios ¡y estaremos encantados de poder ayudarte! ?

Sigue leyendo:

Irrigadores Dentales: Información, Precios, Opiniones, Consejos y Análisis Detallado
5 (100%) 5 votes

Síguenos en: